El cuidado inteligente de tu piel

Tu mirada y el contorno de ojos para cuidarla

  • 3 minutos de lectura

Tu mirada y el contorno de ojos para cuidarla

Cuando hablamos del cuidado de la piel es muy común que se nos olvide darle un cuidado especial a la mirada, o que simplemente sólo le prestemos atención cuando necesitamos eliminar bolsas e hinchazón porque tenemos algún evento importante (todos hemos sido culpables de esto), pero es importante que sepas que le debes dar un cuidado único siempre, y hoy te queremos contar el por qué.

 

¿Sabías que la piel que se encuentra al rededor de tus ojos es la parte más delgada del rostro? Pues si, es una zona en la que la piel llega a ser hasta 10 veces más fina que cualquier parte de la cara e incluso, es una zona que se encuentra en constante movimiento por el parpadeo de los ojos (parpadeamos 20,000 veces en promedio ¡al día!) y las expresiones faciales, por eso tratarla con una crema facial no es suficiente, ya que es una zona que tiene sus propios problemas (deshidratación, líneas de expresión, ojeras, bolsas y más) y por ende debe tener su propio cuidado especial.

 

Para que escojas un buen contorno de ojos debes conocer tus necesidades y objetivos, pues existen muchas cremas y geles enfocados en darle a esa zona beneficios distintos, como reducir líneas de expresión, eliminar bolsas y ojeras, despertar la mirada, etcétera. Debes conocer qué es lo que quieres hacer con tu mirada y qué harás para cuidarla.

 

Después de escoger el contorno de ojos ideal para ti basado en tus preocupaciones y objetivos, debes tomar en cuenta los siguientes puntos para darle ese cuidado especial a tu mirada.

 

1.- Asegúrate de haberte limpiado y desmaquillado bien la zona antes de aplicarlo.

Lo último que queremos es afectar esta zona tan delicada al no limpiarla y embarrar la suciedad, así que limpia bien tu rostro y tus ojos.

 

2.- Dale amor a la zona mediante suaves masajes

Recuerda que al ser esta zona un área muy sensible, es importante que la tratemos con delicadeza, por eso aplica tu crema de contorno de ojos con tus dedos anulares, pues son los más débiles y se asegurarán de darle la presión necesaria a la zona, da un suave masaje de adentro hacia afuera para estimular la zona y lograr que la crema se absorba.

 

3.- ¡No olvides darle amor a tus párpados también! 

El contorno de ojos no sólo son las ojeras y las bolsas, también son tus párpados y la parte superior de tus cejas que se encuentran en constante movimiento y que también necesitan ser cuidados e hidratados.

 

4.- Usa la cantidad perfecta. 

Cuando estés a punto de cuidar tu mirada, asegúrate de usar la cantidad adecuada de crema para tratar la zona. Lo ideal es usar la cantidad similar al tamaño de un chícharo, no más.

 

5.- ¡Protege tu mirada del sol! 

Nunca olvides aplicar tu protector solar en esta zona igual que en el resto de tu rostro. Ya repetimos muchas veces lo delgada y sensible que es, por eso (please!) jamás olvides extender tu protector solar en el contorno de tus ojos, esta zona suele ser la que primero se enrojece por el daño solar.

 

6.- Add a little bit of spice! 

El frío puede potenciar el efecto de tus cremas de contorno de ojos, pues ejerce una acción vasoconstrictora (contrae las fibras musculares) en la zona y te ayudará a tratar bolsas y ojeras. Es por eso que muchos dermatólogos recomiendan ir un paso más allá y guardar tus cremas en la nevera antes de aplicarlas para potenciar sus efectos y conservarlas por más tiempo.

 

7.- Que tu mirada hable por ti.

Cuando le das a tu piel un cuidado especial, se nota, y lo mismo sucederá con tu mirada. Al darle un cuidado único para tratar las necesidades del contorno de tus ojos, podrás notar una diferencia que hará que tu mirada luzca sana, radiante y despierta.

 

Ya tienes el 101 para darle a tu mirada un cuidado único. Ya no hay excusas para buscar el mejor cuidado para tu piel y tener esa mirada radiante que siempre has querido.

Buscar